Riesgos de la cirugía ocular lasik. Complicaciones a tener en cuenta

Riesgos Lasik

La cirugía Lasik se realiza en personas que tienen miopía, hipermetropía o astigmatismo, con el fin de corregir la visión. Este tipo de cirugía se centra en la córnea, que es la zona transparente delante del ojo que permite que pase la luz. El LASIK es un tipo de cirugía que se realiza con un láser que se utiliza para remodelar la córnea sin afectar a ninguna de las otras células que están alrededor de la córnea. Una de las razones por las que se desarrolló la cirugía Lasik es gracias a los avances de la queratectomía fotorrefractiva, otro tipo de cirugía láser que se utiliza para corregir la visión mediante la remodelación de la córnea. Una córnea remodelada puede dar comezón y ser dolorosa durante el proceso de curación.

Riesgos Lasik

La diferencia entre la cirugía LASIK y la queratectomía fotorrefractiva es que la cirugía LASIK crea un colgajo pequeño que separa del ojo antes de corregir la córnea. Una vez que la córnea se ha remodelado, el colgajo se vuelve a poner sobre la córnea. Esto evita el picor y el dolor que se vivió en el pasado después de la cirugía queratectomía fotorrefractiva.

Entre los problemas que pueden darse con la cirugía láser encontramos:

Infecciones con LASIK

La cirugía ocular LASIK puede ser comparada con otros procedimientos de cirugía en el sentido de que siempre hay una posibilidad de infección. Algunas de las complicaciones de infección incluyen la inflamación y la hinchazón de la zona. Si se desarrolla una infección, el oftalmólogo te proporcionará un tratamiento agresivo con gotas antibióticas para evitar la pérdida temporal o permanente de la visión. Si la infección es grave, puede ser necesario que el cirujano realice una segunda cirugía de corrección LASIK para corregir los efectos de la cicatrización del tejido.

Visión Doble

En algunos casos, cuando alguien se somente a la cirugía ocular LASIK, después de ésta tendrá la visión doble. En la mayoría de los casos se desvanece la visión doble después de un par de semanas. Hay casos (aunque raros) en los que la visión doble se queda de manera permanente. Esto es algo a considerar con cuidado antes de someterse a una cirugía LASIK.

Pérdida de la visión completa

La pérdida de la visión completa con la cirugía Lasik se produce cuando el cirujano no tiene experiencia suficiente para saber que la córnea es demasiado delgada para la cirugía LASIK y hace la cirugía de todos modos. En este caso, la córnea se daña tan gravemente que se pierde la visión en ese ojo. Esto es muy raro que ocurra ya que la cirugía LASIK lleva haciéndose ya unos años y los profesionales saben exactamente lo que deben hacer. El cirujano o su personal verá que la córnea es demasiado delgada cuando hacen el examen de la vista inicial y se negarán a realizar la cirugía por lo que, perder la visión durante esta operación es practicamente imposible.

Pérdida de la visión completa<

Ojo Seco

Tener los ojos secos debido a la cirugía ocular LASIK se debe a que la operación reduce la cantidad de lubricación normal del ojo. El ojo seco puede causar dolor, enrojecimiento y picazón. En casos de menor importancia, el ojo seco se puede aliviar con gotas para los ojos y otros medicamentos oculares tópicos. Es común que el paciente sienta el ojo seco después de la cirugía pero por lo general esta sensación suele desaparecen al poco tiempo.

El astigmatismo irregular

El astigmatismo irregular se da cuando la córnea tiene una superficie menor. Puede ocurrir de forma natural. Sin embargo, también puede ocurrir cuando la corrección láser no está centrada correctamente en el ojo. Los síntomas, cuando se produce esta condición de la cirugía LASIK pueden incluir visión doble y las imágenes fantasma.

La queratitis lamelar difusa

Esta condición, cuando es causada por la cirugía LASIK, tiene el apodo de arenas del Sahara. Sucede cuando hay una inflamación por debajo de la solapa que se corta antes de la cirugía ocular LASIK. A pesar de que es normal una cierta cantidad de inflamación de la córnea después de la cirugía ocular LASIK, si es grave y no se trata, puede impedir la curación y es posible que se pierda la visión.

El queratocono o ectasia

Esta condición ocurre cuando, durante la cirugía LASIK, el colgajo se corta demasiado profundo y se coge demasiado tejido de la córnea. Esto hace que la superficie del ojo se abulte. Cuando esto sucede, la visión se distorsiona de forma permanente. Las únicas formas de corregirlo son las lentes de contacto permeables al gas o los implantes corneales. Ambas soluciones sujetan la córnea en su lugar.

Halos

Después de la cirugía LASIK, a veces se observan halos en la noche y en otras situaciones con oscuridad. El procedimiento estándar de cirugía LASIK trata una zona de 7 mm de diámetro sobre la córnea. Algunos pacientes de LASIK dilatan más allá del límite de 7 mm en condiciones de oscuridad. Si las pupilas se dilatan más allá de la zona tratada con LASIK, la luz que entre posiblemente se vea distorsionada por la zona exterior a la zona tratada. El resultado es un efecto de halo o visión borrosa que puede ser perjudicial para la visión nocturna y especialmente peligroso para los que conducen por la noche.