Operación con cirugía láser ocular para la Presbicia (vista cansada)

Cirugía láser de presbicia

Incluso las personas que se han sometido a una cirugía láser ocular con anterioridad como LASIK o PRK son susceptibles de desarrollar en el futuro presbicia (también conocido como vista cansada). La mayorías de las personas desarrollan esta condición entre los 40 y los 50 años. La presbicia es la incapacidad del ojo para enfocar a cualquier distancia, por lo general, se empieza a notar con lectura, cuando la letra pequeña comienza a desdibujarse.

Cirugía láser de presbicia

Algunos oftalmólogos están en desacuerdo sobre lo que causa la presbicia. La mayoría cree que la rigidez del cristalino del ojo contribuye a la enfermedad. Otras teorías sugieren que la presbicia también podría estar relacionada con el crecimiento continuo de la lente o la atrofia de los músculos que controlan la lente. En el pasado, el remedio habitual era usar gafas de lectura o lentes especiales multifocales (bifocales o progresivos) para la presbicia. Pero ahora los recursos quirúrgicos para la presbicia también están disponibles para los candidatos calificados.

Una de las primeras opciones efectivas quirúrgicas para corrección de la presbicia se conoce como monovisión y se hace mediante el procedimiento LASIK. Sin embargo, otros procedimientos quirúrgicos tales como la queratoplastia conductiva, también han sido aprobados y proporciona a los cirujanos oculares opciones adicionales para la corrección de este problema de visión tan común.

La producción de monovisión es una forma de cuidado de los ojos en relación a la presbicia. Normalmente, los dos ojos trabajan juntos por igual cuando se mira a un objeto, para producir lo que se llama visión binocular. Sin embargo, las personas con presbicia es probable que tengan un ojo dominante que el cerebro tiende a favorecer (la mayoría de las personas diestras son dominantes del ojo derecho, por ejemplo).

Presbicia

En el caso de la presbicia, se aprovecha esta condición de ojo dominante para producir lo que se llama como monovisión. Consiste en la utilización de una lente para la visión de lejos (el ojo dominante) y el otra para la visión de cerca. En gran medida, la visión binocular se conserva en la monovisión, por lo que se tiene la percepción de la profundidad adecuada para la conducción, por ejemplo. Sin embargo, un ojo ve más claramente en la distancia, y el otro ojo ve mejor de cerca.

Algunos cirujanos de LASIK intentan producir la monovisión en sus pacientes con presbicia para que estos pacientes pueden ver de cerca sin gafas. Otros cirujanos están preocupados por la técnica, ya que no todo el mundo puede acostumbrarse a la monovisión.