Cirugías láser oculares. Tipos, beneficios, inconvenientes y precios

Cirugías láser

Existen muchos tipos de cirugías láser oculares. Cada vez son más comunes este tipo de procedimientos ya que la medicina está avanzando tanto que se han convertido en una solución relativamente sencilla, rápida y funcional para los problemas de vision. Desde que en 1991 se comenzara a utilizar este tipo de procedimientos, se ha avanzado tanto que hoy en día existen multitud de cirugías oculares con láser. Gracias a estos avances, la vida de muchas personas a mejorado considerablemente.

Cirugías láser

Hasta hace solo unos años, la única manera de corregir la visión era a través de una solución temporal: las gafas o las lentillas. Hoy en día, existen cirugías láser para prácticamente todos los tipo de errores de refracción y algún que otro fallo visual.

Entre las cirugías láser que se pueden practicar encontramos:

Cirugía láser para presbicia

La presbicia también es conocida como vista cansada y es un defecto que hace que disminuya la capacidad de enfocar del ojo. Actualmente, y aunque todavía no es muy común, este tipo de defectos puede corregirse gracias a la cirugía láser.

Cirugía láser para hipermetropía

La hipermetropía es el error de refracción más común del mundo. Consiste en el enfoque de la luz a través de un punto situado por detrás de la retina en lugar de en la misma retina, como sería lo normal. Este error de refracción puede corregirse de manera sencilla a través de la cirugía láser.

Cirugía láser para miopía

La miopía es otro error de refracción muy común. Su causa es la contraria a la de la hipermetropía. Consiste en el enfoque de la luz en un punto anterior a la retina en lugar de en esta misma. La corrección de la miopía a través de la cirugía láser es uno de los procedimientos más comunes y en los que los pacientes salen más contentos con los resultados.

Cirugía láser para miopía

Cirugía láser para astigmatismo

El astigmatismo es un problema de visión provocado por un error en la curvatura de la córnea. Este error supone la imposibilidad de enfocar de manera clara los objetos de cerca. La disminución de los riesgos en la cirugía láser como el LASIK ha hecho que se haga muy popular su tratamiento definitivo.

Cirugía láser para cataratas

Una catarata ocular en la opacificación del cristalino del ojo, ya sea de manera total o parcial. Este defecto hace que el paciente vea borroso. Puede corregirse con cirugía láser desde hace ya varios años.

Cirugía láser para glaucoma

El glaucoma es un problema ocular que causa el bloqueo del drenaje del líquido del ojo. La cirugía láser solo sirve para algunos tipos de glaucoma, no para todos. Si padeces esta enfermedad, es necesario que te pongas en contacto con tu médico para averiguar qué tipo de tratamiento es más conveniente para tu situación.

PRK

El PRK es una cirugía láser ocular que nació a principio de los años 80. Se la conoce como queratectomía fotorrefractiva. Actualmente ya casi no se utiliza porque se ha comenzado a utilizar LASIK de manera más amplia ya que es mucho más sencillo, indoloro y rápido.

LASEK

La cirugía LASEK, también conocida como queratomileusis subepitelial asistida por láser, trata la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo para corregir los errores de refracción. Este tipo de cirugía no puede aplicarse a todo el mundo, deben cumplir una serie de requisitos como tener suficiente ancho de córnea y menos de 10 dioptrías.