Alternativas a la cirugía ocular LASIK, LASEK, Epi-LASIK y PRK

Alternativas a la cirugía ocular LASIK

La cirugía ocular LASIK implica el uso de un láser para remodelar la córnea para corregir problemas de visión. La cirugía LASIK se ha convertido en la cirugía más frecuentemente realizada en los prácticamente todos los países.

El procedimiento básico consiste en cortar una capa pequeña en el tejido de la córnea para que el láser pueda quemar o remodelar partes de la córnea con el fin de corregir los defectos que causan la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. El colgajo se cura rápidamente por sí mismo en la mayoría de los casos. Sin embargo, antes de decidirse a someterse a esta cirugía, tenga en cuenta algunas de las alternativas.

Alternativas a la cirugía ocular LASIK

Alternativas no quirúrgicas

Aunque la cirugía LASIK es un éxito en un gran número de pacientes, puede haber complicaciones y riesgos tanto con el corte del colgajo del tejido de la córnea como con la propia reestructuración. Algunos pacientes experimentan dolor, pérdida de la visión, el efecto de halo, problemas para ver de noche o sensibilidad a la luz. Una vez que te has hecho la cirugía LASIK (o de cualquier cirugía del ojo) no se puede volver atrás y revertir la misma. Cualquier cambio en el ojo es, en la mayoría de los casos, permanente, y si ese cambio es negativo, tendrás que vivir con él o deberás realizarte una cirugía adicional para corregirlo.

Si optas por evitar la cirugía láser ocular, puedes usar lentes de contacto o gafas para corregir tu visión (más que corregir, ayudar). Algunos pacientes también intentan terapia de la visión para obtener una corrección más permanente sin lentillas o gafas. Esta es una forma de terapia física que implica el ejercicio de los ojos con el fin de corregir los problemas de visión.

La terapia de la visión se debe realizar bajo el cuidado de un profesional de la visión que pueda personalizar un plan de ejercicios para resolver tus dificultades visuales específicas.

Otros tipos de cirugía láser

Otros tipos de cirugía láser

Aunque LASIK se ha convertido en el "gran nombre" en la cirugía con láser, no es la única opción para la cirugía con láser. En realidad, hay otros tres tipos de cirugía con láser: LASEK, Epi-LASIK y PRK.

PRK fue en realidad el primer tipo de cirugía ocular con láser en llevarse a cabo. Consiste en utilizar un láser excimer para remodelar la córnea provocanado que distintas capas de la córnea se desmoronen. Con la cirugía PRK no se corta un colgajo en la córnea como con LASIK, y como resultado, la córnea puede responder mal a este tipo de cirugía. Existe un efecto secundario que se puede desarrollar llamado opacidad corneal. La ventaja de no tener un colgajo y las complicaciones relacionadas con este colgajo se anteponen en la mayoría de los casos por el hecho de que la córnea tiende a responder mal a los daños causados ​​por la PRK, mientras que en la cirugía LASIK la córnea no es consciente de que ha sido dañada en absoluto.

El cambio de lentes

Otra alternativa a la cirugía ocular con láser consiste en implantar unas nuevas lentes. Este procedimiento se llama intercambio del cristalino transparente, o CLE. Implica la eliminación de la lente intraocular del paciente y la implantación de una lente de plástico o de silicona. El procedimiento es similar a la cirugía realizada en pacientes de cataratas, pero se diseñó para corregir defectos de refracción en lugar de cataratas. La córnea no se daña ni alterada pero el período de recuperación es generalmente mucho mayor que con la cirugía LASIK ya que el procedimiento es más invasivo.